Oaxaca, una fábrica de pobreza en el país

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Oaxaca se ha convertido en una fábrica de pobres. Los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), lo confirman. Mientras que en el primer trimestre del 2017 se registró mayor población ocupada, el número de personas con salarios menores al de la línea de bienestar mínimo, es mayor.

“Las políticas redistributivas del gobierno federal a partir del 2000 a la fecha no han dado resultados. No han logrado disminuir la pobreza, al contrario, la han aumentado. Oaxaca es una fábrica de pobres porque los salarios que se pagan no cubren lo necesario de una canasta básica”, señaló Ana Luz Ramos Soto, investigadora y catedrática de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

Un indicador de la marginación –expuso- son los salarios mínimos. Cuando éstos son menores o igual a los dos, las personas se ubican dentro del rango de la pobreza porque son incapaces de cubrir una canasta básica.

De acuerdo con las cifras de la ENOE, elaborada por Instituto Nacional de  Estadística y Geografía (INEGI). en Oaxaca el 70.2 por ciento de la población no sobrepasa aquella línea porque el 19.9 por ciento carece de un ingreso, el 25.3 por ciento gana un salario mínimo y el 25 por ciento gana 1 y 2 salarios mínimos.

En contraparte, el 12.1 por ciento gana entre 2 y 3 salarios mínimos, y 8.3 recibe sueldo superior a los 3 salarios mínimos.

Ramos Soto explicó que en Oaxaca se conjugan tres tipos de pobreza: la pobreza económica que es aquella que viven los trabajadores en el sector formal, pero que ganan dos o menos de dos salarios mínimos; la pobreza social que se refiere a la población que trabaja en el campo, vive del autoconsumo y no percibe un salario; y la pobreza coyuntural que es el número de pobres que incrementaron del 2015 al 2016.

Informalidad, válvula de escape

El aparato productivo que tiene Oaxaca –expuso- no genera los empleos para absorber la mano de obra existente, lo que da como resultado un crecimiento en el sector informal. “Es como una esponja que absorbe a la pobreza y desempleo”, manifestó.

Consideró que lo anterior está ocurriendo por una ausencia de políticas de apoyo a la iniciativa privada principalmente a las pequeñas y medianas empresas que constituyen la “columna vertebral de la economía” al generar el 90 por ciento de los empleos, y sin embargo el periodo de vida es de un año.

Por otro lado –agregó- el descontento social también es un factor que inhibe la creación de empleos formales ya que éste deriva en un clima de inestabilidad en el estado y ahuyenta las inversiones.

“Oaxaca tiene descontentos sociales que general la turbulencia, que genera conflictos y hace que la gente no piense en invertir en el estado. Si no hay inversión no hay empleos, sin empleos tampoco hay salarios, sin salarios no hay ahorro y sin ahorro hay pobreza. Se genera un círculo vicioso”, expuso.

 

Defienden las “ferias del empleo”

El titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STyPS), Omar Acevedo Ramírez, afirmó que las Ferias del Empleo que se realizan en Oaxaca “son un éxito”, a pesar del precario número de desempleados que acomodaron en este primer trimestre del año 2017.

Datos del Servicio Nacional de Empleo (SNE) revelan que en la Feria Nacional 2017, organizada por la Secretaría de Economía Federal en Oaxaca, sólo colocó a 115 personas de 2 mil 237 que acudieron a pedir empleo.

Es decir un punto cinco por ciento de los desempleados que llegaron al evento resolvieron su situación laboral, el resto regresó a casa con las manos vacías.

En estas ferias de empleo nacional que se colocan en plazas públicas en los diferentes estados del país, las vacantes que ofrecieron en Oaxaca eran para ocupar puestos en empresas de seguridad privada, comedores industriales, lavalozas, almacenistas y camaristas, todos ellos, con salarios que apenas alcanzan los 6 mil pesos al mes.

Pese a ello, el funcionario federal reafirmó que este tipo de ferias sí funcionan y le atribuyó la generación de  bolsas de trabajo, cursos para capacitar a los trabajadores, talleres, becas, entre otros.

“Personalmente he estado en dos de estas ferias y he sido testigo que la mayoría de gente que llega a pedir empleo se registra en el sistema, y si en ese momento no salió su oferta de trabajo, los canalizan al Servicio Nacional de Empleo para buscarle otras alternativas”, afirmó.

Sin embargo, datos del Servicio Estatal de Empleo en Oaxaca,  en ese mismo trimestre del 2017,  señalan que la dependencia atendió a 250 personas de las cuales ninguna de ellas fue colocada en algún espacio laboral.

NVI Noticias

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir.

Los comentarios están cerrados.