miércoles, octubre 18

Nuevo tesoro arqueológico de Oaxaca descubierto en Puebla

El destacado empresario poblano, José Ramón Lozano, decidió rescatar el viejo palacio cercano a la catedral de Puebla conocido como “El Mendrugo” porque ahí recibían la limosna los Jesuitas. Este edificio en su esplendor hospedó al emperador Agustín de Iturbide y en la casa de enfrente le sirvieron los celebérrimos y deliciosos Chiles en Nogada, con los colores de la Bandera Trigarante. Los años pasaron y las ruinas llegaron. Entre su inacabable curiosidad y los escombros del edificio, Ramón Lozano encontró cerámica al estilo Talavera de la Reina de los siglos XVI y posteriores, pero además, realizó un hallazgo sorprendente: una tumba prehispánica con 3500 años de antigüedad, que lo motivó a mirar con pasión nuestra profunda, antigua y milenaria historia.

“ Mientras mas nos buscamos, más nos encontramos” cita en un libro anterior Ramón Lozano y el reencontró en su fascinante búsqueda del pasado, el amor nunca expresado por las culturas de nuestro México profundo. Su inusitado interés por lo auténticamente indígena fue poderoso conjuro que mágicamente atrajo un tesoro arqueológico deslumbrante: Cráneos humanos bellamente esgrafiados, Caracoles labrados, huesos tallados con historias milenarias y sobre todo un relato escrito de la sabiduría antigua, todo ello en poder del Lic. Roberto Ortiz Dietz, -Notario oaxaqueño que radicó en Puebla, de sangre alemana, española y zapoteca; alto, güero, de ojos azules; nada en él lo indicaba poseedor de los secretos de la sabiduría antigua y de éstas sorprendentes piezas arqueológicas.

El libro que relata esta fascinante historia del tesoro guardado hoy en el Museo de la Casa del Mendrugo, será presentado por su autor Ramón Lozano y comentado por el escritor Juan Arturo López Ramos y por Agustín Landa García Téllez, el próximo sábado 2 de septiembre a las 18:00 horas en el Centro Cultural San Pablo en la ciudad de Oaxaca. Entrada abierta. ¡No Falten!.

Entrada al Museo Casa del Mendrugo en la ciudad de Puebla que resguarda la sorprendente colección arqueológica de piezas zapotecas y mixtecas.

Compartir.

Los comentarios están cerrados.