miércoles, enero 17

Oaxaca consume chocolate, pero no cultiva cacao

En Oaxaca se consumen aproximadamente dos mil toneladas de chocolate al año, pero la mayoría del cacao es traído de  otros estados como Tabasco y Chiapas.

Sólo 1% del cacao que integra la cifra de consumo es sembrado en el estado, de acuerdo con el productor Germán Santillán, fundador de Chocolate Oaxacanita, fábrica artesanal establecida en Villa de Tamazulápam del Progreso, en la región Mixteca.

La fundación Cacao México detalla que actualmente,  en el país, el cacao es cultivado  por cerca de 37 mil productores  y Tabasco es la entidad que encabeza la producción con 16 mil toneladas; le sigue Chiapas, con más de siete mil; Guerrero que produce 196 toneladas y Oaxaca, sólo con una.

Productores como los que están detrás de Chocolate Oaxacanita son una fuente de empleo  de relevancia a nivel estatal. Oaxacanita, por ejemplo, da empleo a integrantes de 26 familias que, además de producir chocolate, se han iniciado en la siembra de cacao, a fin de fortalecer el proceso de producción e integrar a éste mano de obra propia de la  región Mixteca.

“Tamazulápam es uno de los municipios más pobres y nosotros vemos una oportunidad de mejorar la calidad de vida de la población”, dice Santillán. La labor no es sencilla.

Rosendo Rodríguez Soriano,  integrante de la empresa Chocolates Conchita, que produce chocolate en la capital oaxaqueña desde 1963, está de acuerdo, pues indica que  ser chocolatero requiere de esfuerzo y del conocimiento  de la producción de la materia prima, el cacao.

“Para ser chocolatero se necesita amor al arte. Nosotros apostamos por el producto 100% natural, sin conservadores, ni saborizantes; lo que nos mantiene enfrentándonos a grandes empresas”, puntualiza.

Pero ni las buenas intenciones bastan cuando no hay una producción local de la semilla. Conchita, por ejemplo, importa  sus insumos  desde Cárdenas, Tabasco, y Huixtla, Chiapas.

La razón, admite Rodríguez Soriano, es que el cacao en Oaxaca se produce poco, y  atribuye a la apatía de quienes tuvieron grandes extensiones de terreno, que el producto se dejara de sembrar, pues era poco redituable para campesinos, quienes optaron por dedicarse a la siembra de café.

Actualmente, la producción de cacao ha ido en crecimiento, indica. No obstante, añade que depende de los propios productores  que la industria chocolatera pueda incorporar la siembra a su cadena de producción.

Explica que el proceso para hacer un buen chocolate inicia desde la selección apropiada de la materia prima como el cacao, el azúcar, la almendra y la canela, ingredientes que constituyen el chocolate y que son llevados al molino de piedra.

Pero la baja producción no sólo es un riesgo en Oaxaca, a nivel nacional, en el  periodo de  2001 a 2009, la cosecha  de cacao disminuyó 47%, pasando de 46 mil 700 a 24 mil 700 toneladas.

La caída en la producción está vinculada, principalmente, a la presencia de la enfermedad denominada moniliasis y su rápida diseminación al 95% de la superficie cultivada en México, así como al envejecimiento de las plantaciones, señala la fundación Cacao México.

En ese contexto, Rosendo Rodríguez Soriano explica que la  bebida tradicional busca mantenerse a pesar de encontrarse en un tiempo en el que la gente considera el consumo del chocolate como poco saludable. “Es mentira que el chocolate engorda, la grasa del cacao es benéfica para la salud, siempre y cuando no sea en exceso”, asegura y hasta recomienda la ingesta de una taza de chocolate al día para aprovechar el contenido energético.

Este viernes y sábado, productores del estado encabezaron la primera Posada del Chocolate, evento que se realizó en el Centro Cultural San Pablo.

Compartir.

Los comentarios están cerrados.