Empresarios mixtecos son víctimas de la delincuencia

El pueblo mixteco, como fue bautizado por los mexicas, desde siempre se ha distinguido por ser un escenario de grandes jornaleros agrícolas y comerciantes, quienes, desde la época prehispánica, solían instalar mercados desde Asunción Nochixtlán, hasta Putla de Guerrero y San Pedro Silacayoápam para vender o intercambiar objetos de valor y alimentos.

Actualmente, los comerciantes y empresarios siguen protagonizando batallas, pero ya no con tribus conquistadoras o con los españoles, sí no con diferentes factores sociales que se han desencadenado por la costumbre, la ignorancia, el sistema de gobierno y la corrupción que se come al país.

La delincuencia es sólo uno de ellos, pues los robos en las carreteras oaxaqueñas que colindan con el estado vecino de Puebla siguen siendo un cáncer que lacera no sólo el interés del empresario, sino el de toda una región que sigue viviendo entre la marginación y el olvido.

Luis Mario González Cantoral, representante de la Asociación de Empresarios de la Mixteca, informó que, desde enero del presente año, los robos a mano armada se han incrementado en las vías federales que comunican a Oaxaca con Puebla.

Explicó que se han registrado más de 60 robos de tráileres de 30 toneladas cada uno, con una pérdida aproximada a los 100 millones de pesos, principalmente en la carretera federal 125 Huajuapan-Tehuacán, Puebla.

Detalló que los cargamentos desaparecidos han sido de cerveza, varilla, ganado, verduras, abarrotes, agua purificada y hasta de leche, situación que genera preocupación los comerciantes locales, pues son los más afectados.

Dijo que los ilícitos tienen lugar con mayor frecuencia en las diferentes fronteras entre Oaxaca y Puebla, donde los choferes son obligados a entregar el vehículo, para enseguida ser abandonados en parajes lejanos.

“Hemos detectado que mucha de la mercancía robada regresa a comunidades de la Mixteca para ser vendida a un menor precio. Los pocos camiones recuperados son encontrados totalmente desmantelados”, señaló.

Citó que el gobierno de Alejandro Murat ha estado al pendiente del problema, sin embargo, el gobierno poblano debe actuar lo antes posible para frenar dicho fenómeno social que sigue agudizándose y lastimando la economía nacional.

González Cantoral apuntó con ayuda del gobierno estatal, los empresarios implementan medidas de seguridad para evitar seguir cayendo en las manos de la delincuencia, acciones que se reforzaron con la reciente visita del titular de la Fiscalía General del Estado a Huajuapan.

Apuntó que existe desatención por parte de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Puebla, así que es importante que autoridades oaxaqueñas coadyuven para un convenio de colaboración.

Señaló que la reunión con Rubén Vasconcelos Méndez fue con víctimas de robo a sus unidades de carga, quienes conformarán un frente común que se presente ante las autoridades poblanas para reforzar la solicitud de atención.

También hay huachicoleros

Ramón Loredo González, presidente de la Unión de Gasolineros del Estado de Oaxaca, indicó que los empresarios abarroteros no son los únicos afectados, ya que el robo de combustible se registra constantemente.

“Hay una incidencia mayor en los estados con presencia de huachicoleros como en Puebla; en Oaxaca se han implementado las medidas necesarias para que no opere este tipo de delitos que se dan a plena luz del día”, citó.

Pidió a las autoridades continuar con la revisión de vehículos para detectar las cargas, así como solicitar un recibo o factura para comprobar que el combustible ha sido adquirido de manera legal.

Señaló que hay casos de personas que han sido engañados por la compra ilegal de gasolina, debido que dicho combustible no es apto para las unidades de motor, pues no está completado el proceso de depuración.

“Las personas que compran un combustible barato a la larga tendrán problemas, ya están surgiendo algunos con daños en los motores por este tipo de gasolina, por eso invitamos a las personas que no se presten a este tipo de actos y denuncien los lugares donde sepan que hay gasolina almacenada”, enfatizó.

Loredo González subrayó que una casa que sirve como almacén de combustible robado es una bomba de tiempo que en cualquier momento puede explotar, provocando daños irreparables debido a la falta de una temperatura adecuada.

“La inseguridad es terrible en la zona, los robos se han incrementado en un 150 por ciento en los últimos meses, la zona se ha convertido en una foto rojo porque se ha desbordado la delincuencia, las autoridades deben de actuar en conjunto porque la mercancía también se la llevan hasta otros estados porque las unidades no son revisadas”, puntualizó.

Priorizarán atención

Rubén Vasconcelos, titular de la Fiscalía General del Estado, subrayó que los empresarios le hicieron saber su preocupación en el incremento de robos a casa habitación; a transeúntes, vehículos particulares, estacionados y unidades de carga, con una pérdida de 100 millones de pesos en el primer semestre del año.

Refirió que las investigaciones indican que en la región no sólo se roban los vehículos estacionados, también se ha extendido al robo con violencia, por ello coordinarán acciones con la autoridad municipal, ya que también corre riesgo la integridad de la ciudadanía.

El funcionario aseguró que buscará reunirse con el gobernador de Puebla, José Antonio Gali Fayad, con la Secretaría General de Gobierno y la Fiscalía; asimismo, consideró necesaria la coordinación con las autoridades de otros estados y de la misma autoridad federal, pues también inciden delitos que le competen.

Los empresarios Luis Mario González Cantoral y Ramón Loredo González confiaron en que la Fiscalía intervendrá oportunamente para combatir la incidencia a través de la prevención y la protección a las vías de comunicación.

Compartir.

Los comentarios están cerrados.