sábado, diciembre 16

Hongos comestibles y medicinales: un regalo en la Mixteca, Oaxaca

Paisajes coloridos por el bosque mixteco dan la bienvenida a San Esteban Atatlahuca -municipio de la mixteca oaxaqueña-, un oasis en silencio que abre sus tesoros naturales al turismo. La edición dos de su Feria de Hongos Silvestres atrajo a cientos e visitantes que disfrutaron, durante dos días de actividades de senderismo, recolección, divulgación y muestra gastronómica de estos productos.

Crescenciano Sandoval Quiroz, presidente del Comisariado de Bienes Comunales, comparte en entrevista, mientras atiende y soluciona la logística y el sonido del evento en la cancha municipal, que la búsqueda de esta feria es dar a conocer la riqueza que tiene esta comunidad.

A una hora de Tlaxiaco y a cuatro de la capital del estado, Atatlahuca dio a conocer a los visitantes tres nuevos tipos de hongos comestibles, que se suman a las 32 especies que ya conocían. Esta feria, organizada en su totalidad por el comité del comisariado y voluntarios logró quintuplicar su asistencia, este año. Locales, nacionales y extranjeros se dieron cita en esta comunidad.

La apuesta por el ecoturismo

El Presidente del Comisariado de Bienes Comunales adelantó que, en los siguientes días, colocarán la primera piedra de su proyecto ecoturístico, el cual ya tiene avances significativos, como para que en tres meses puedan abrir este destino al turismo mundial.

“No sólo queremos dar a conocer a la población, sino generar economía, recursos para volvernos auto sustentables. Contaremos con actividades como senderismo y recorridos guiados, área de acampar, servicio de hospedaje en cabañas, tirolesa, temazcal y un comedor campestre, que construirán con la técnica de murillo y madera.

Destacó que Atatlahuca el único pueblo que se da el lujo de surtir agua a siete municipios. El proyecto ecoturistico que preparan se situará a tres mil 200 metros sobre el nivel del mar, ya que el municipio cuenta con variación de climas a lo largo de sus mil 711 hectáreas de territorio.

Para el visitante es recomendable probar la variedad gastronómica que podrá encontrar, como el mole amarillo de hongo, elaborado con chile guajillo y acompañarlo de quelites de toro, tortillas de maíz nativo y probar el pulque.

Desde julio y hasta septiembre, los pobladores se dedican a recolectar hongos que ponen a secar y cocinarán en los siguientes meses. Además de adentrarse en un paraíso desconocido, en el que escucharán mixteco casi a en su totalidad, el municipio ofrece ya servicios de guías.

Durante su pasada edición de la feria del hongo silvestre los asistentes presenciaron una muestra de tiro con arco, así como una guelaguetza mixteca, en la que las danzas de esta región fueron representadas con autenticidad. Al finalizar la representación de los bailes, los danzantes ofrecen su guetza: durazno, manzanas, café, tortillas, pulque y hongos.

Este municipio se localiza a 205 kilómetros de la ciudad. En San Esteban Atlatlahuca podrán encontrar varias elevaciones entre las cuales las más populares con los cerros: Vertical o inclinado, el Ratón, el Águila y la Muralla.

Compartir.

Los comentarios están cerrados.