Niegan derecho de una computadora a jóvenes indígenas de Oaxaca

El 99 por ciento de los jóvenes estudiantes de la escuela preparatoria, Lázaro Cárdenas, de la ciudad de Tlaxiaco, son provenientes de comunidades indígenas y alejadas de la región Mixteca, a quienes por muchos años se les ha negado, un centro de computación; los diputados de la zona nomás le dan largas a la problemática.

“Se han tocado muchas puertas de las autoridades educativas y no dan respuesta a la problemática que viven los jóvenes estudiantes de esta escuela preparatoria con más de 40 años de servicio a la comunidad”, dijo Iván Jiménez Reyes, director de la escuela preparatoria Lázaro Cárdenas.

En entrevista subrayó que uno de los principales rubros que deben atender los servidores públicos, antes de tirar cemento, es la educación, pero no lo hacen así. Por ejemplo, se ha hecho la petición a los diputados locales y federales de Tlaxiaco, de construir una sala de cómputo, pero ésta no ha llegado.

Los políticos han pedido los apoyos y por parte de la preparatoria se les han brindado, pero éstos no han atendido las necesidades que les han planteado, argumentan que ya mero y son puras vueltas, sabiendo que la educación debe ser pilar de atención de quienes tienen el poder.

Los jóvenes mixtecos que estudian en esta escuela preparatoria han sido discriminados en múltiples ocasiones al negarles el derecho a una computadora, ya que a los diputados se les ha hecho la petición de manera directa con el fin de que ellos hagan la gestión, ya que están más cerca de las autoridades competentes, pero han sido ineficientes en el tema.

En este rubro, los jóvenes estudiantes de esta institución han sido discriminados, si así se le puede llamar desde hace más de 40 años. También han sido olvidados en otras necesidades, como lo es la falta de infraestructura, faltan los salones, la biblioteca, laboratorios, sala de actividades culturales, otras salas de necesidades como la falta de los espacios para el deporte.

Los estudiantes de esta escuela en un 70 por ciento se van a la Universidad de Sinaloa, porque es ahí donde encuentran una alternativa para continuar sus estudios, ya que esa institución cuenta con hospedaje y alimentación, un 20 por ciento se van a la Universidad Benito Juárez de Oaxaca y el otro 10 a otras instituciones como la Chapingo y la UNAM.

Feliz López Cruz, coordinador académico de la institución, dio a conocer que sufren carencias de infraestructura, pero los jóvenes egresan con alto nivel educativo en Ciencias y Humanidades, estudian materias que nos las hay en otras instituciones, como etimologías grecolatinas, ecología, filosofía, redacción, historia mexicana, ciencias políticas y desde luego que no están peleados con la era digital, porque también son llamados a crear e indagar en las redes sociales.

Son jóvenes de escasos recursos económicos que por tradición hacen sus estudios, ya que sus familiares fueron estudiantes de esta escuela y les recomiendan, por ello no hay duda de la calidad educativa a nivel nacional.

Más del 99 por ciento de los estudiantes son provenientes de los pueblos y comunidades indígenas, sobre todo de poblaciones alejadas que buscan las alternativas para seguir superándose y en este aspecto la preparatoria ofrece la oportunidad para trabajar y estudiar al mismo tiempo.

Becas para jóvenes que no tengan los recursos económicos, al talento y otros programas también se obtienen, éstos se gestionan desde la institución, además sus certificados se entregan directamente desde la UABJO.

También se está gestionando que los jóvenes tengan pase directo a la universidad, desde luego que ya se han realizado mesas de trabajo con las autoridades educativas para lograrlo.

Compartir.

Los comentarios están cerrados.