sábado, diciembre 16

Tlaxiaco vive fiesta de fraterniadad

Expresiones de fe, devoción, entusiasmo y fraternidad se conjugan en cada celebración a la patrona de este municipio, la virgen de Santa María de la Asunción, que los fieles católicos festejan y honran, durante este fin de semana, con una romería por su festividad.

El motivo religioso además tiene otros alcances, ya que se suman a esta fiesta la tradicional calenda de los barrios de San Pedro, San Sebastian, San Bartolo y San Nicolás, que recorren las calles con carros alegóricos y aportan a la creación de una nueva tradición, su talento, a la elaboración de coloridos tapetes de aserrín.

El movimiento también pone en marcha a diversos sectores comerciales del corazón de la mixteca oaxaqueña, principalmente en la plaza central y calles aledañas, que hicieron su plaza ayer y hoy continúan con la vendimia de comida tradicional y productos de la región.

Desde el sábado por la noche salieron las calendas de diferentes barrios, en carro alegórico se trasladó una réplica del retablo de la virgen de La Asunción y en la parte trasera los centuriones que llevaron a Cristo a la cruz.

El domingo, la celebración es solemne. Los feligreses recorrerán las principales calles de Tlaxiaco con el retablo original de la Virgen de la Asunción y pasarán por los tapetes de aserrín que serán colocados desde primera hora.

Esta fiesta representa para los tlaxiaqueños una manifestación de unión del pueblo mixteco. Preparan ya su segundo festejo, para el próximo octubre, cuando se da parte al plano cívico religioso al conmemorar la elevación de Tlaxiaco a Heroica Ciudad.

La celebración religiosa, que data del año de 1794, desde la llegada de la santa imagen a Tlaxiaco, se ha venido celebrando de manera ininterrumpida. Se sabe que la imagen fue llevada en procesión cuando se presentaron plagas en los campos de Tlaxiaco, así como epidemias y fenómenos naturales con lo que se buscaba terminar con los males que aquejaban a la población.

Las procesiones se mantuvieron y dieron origen a las calendas, pues la población debía representar diversos pasajes bíblicos como muestra de fe, fiesta y algarabía. Anoche, la calenda en honor a la virgen de la Asunción, llenó de luces, música, movimiento y color, envolviendo con su magia a propios y extraños.

Este día, la imagen de Santa María de la Asunción saldrá a bendecir a su pueblo, cuando la procesión transite por las principales calles de la ciudad.

Fuente: NVI Noticias

Compartir.

Los comentarios están cerrados.