sábado, diciembre 16

Un obrero mexicano gana 9 veces menos que uno de EU

En enero 2015, el salario para un trabajador de la industria manufacturera en México era de 2.5 dólares. Pero en junio de 2017, el sueldo se redujo a 2.3 dólares.

La brecha salarial manufacturera entre Estados Unidos (EU) y México aumentó, en dos años, de 7.8 a 9 veces. Esto quiere decir que un trabajador mexicano gana nueve veces menos que uno estadounidense, señalan datos del Inegi.

La industria manufacturera de Estados Unidos pagó a sus trabajadores 20.8 dólares por hora en junio de 2017, mientras que la mexicana desembolsó 2.3 dólares por hora.

En tanto, dos años atrás, en enero de 2015, cuando inició la base de datos del Inegi, la industria manufacturera de Estados Unidos pagó 19.7 dólares por hora y en México fueron 2.5 dólares; es decir, el salario en el país fue 7.8 veces menor que en la Unión Americana.

La retribución erogada este año en EU, de 20.8 dólares por hora, es el mejor nivel desde enero de 2015, pero en México ha sido lo contrario.
En tierra azteca, se pagaron 2.5 dólares en enero de 2015 y llegó a 2.9 dólares en diciembre de ese año, pero comenzó a contraerse hasta bajar a 2.3 dólares por hora en junio pasado.

Luz María de la Mora, integrante del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi), consideró que para cerrar la brecha salarial entre ambos países, y también con Canadá, es necesario ir más allá de un aumento al salario mínimo por decreto en el contexto de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Expuso que se podrían incluir regulaciones claras que le permitan a un trabajador buscar empleo en cualquiera de los tres países, previendo que exista una regulación que permita el flujo o cruce de mano de obra, sin que ello signifique abrir la puerta a temas de residencia migratoria, de ciudadanía o nacionalidad.

De acuerdo con un análisis de The Conference Board, con datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de EU, en el año 2000 el salario manufacturero por hora en dólares fue 6.2 veces más alto en Estados Unidos que en México y los siguientes 10 años la brecha se mantuvo relativamente estable.

“Con una regulación que permita que trabajadores se ubiquen en donde está la demanda, se contribuiría a reducir la brecha salarial”, añadió De la Mora.

Compartir.

Los comentarios están cerrados.