sábado, diciembre 16

En la Mixteca de Oaxaca apuestan por fresas orgánicas

Fresas orgánicas en la comunidad del Cangrejo, San Juan Mixtepec, Juxtlahuaca, una comunidad en donde su gente se levanta sola ante el abandono gubernamental en que se encuentra. Bernabé Martínez López es un ejemplo de constancia y trabajo, pues en un año ha logrado la producción del campo.

Dijo que los sueños también se logran en México, cuestan el doble porque no hay inversión en el campo. Sin embargo, luego de 12 meses de trabajo cuenta con 15 mil plantas de fresa, aproximadamente un cuarto de hectárea.

Con sacrificio

Los trabajos iniciaron de manera constante; perdió algunas inversiones, pero es justo también el sacrificio, si uno lo hace en el extranjero porque en nuestra tierra no y así en este cuarto de hectárea se está logrando cosechar aproximadamente 200 kilos de fresas a la semana, que son llevados a los mercados locales de la región.

Con fervor dice, “los sueños también se logran en México y sin la ayuda de los gobiernos, menos ahora que están muy ocupados preparándose para no perder sus cargos en la política, pero no por eso nos vamos a quedar de brazos cruzados y algo se tiene que hacer”.

Bernabé Martínez López dijo estar orgulloso de ser un productor, pues argumenta que ningún pueblo es pobre, simplemente se trata de trabajar. Como migrante en Estados Unidos por más de 10 años, vio como explotaban a los mexicanos, y dijo porque no auto explotarse con un trabajo propio y esa fue su meta al regresar a su municipio San Juan Mixtepec.

El que persevera alcanza

Después de esta experiencia, vio como sí se logran las cosas, pero con perseverancia. En su comunidad se hace una producción de fresas bajo el tema de orgánicas; se inició hace un año y las ventas locales lo mantienen en pie, es una fortaleza que se ofrece a los consumidores.

“Produciendo fresas nos ha ido bien, el resultado más concreto será quizá en dos años, pero de mientras es sustento para la familia, un tanto para la comunidad porque saben que están consumiendo sano, por ahora es un empleo que incluye a cinco personas de la familia, es un oficio que los tiene ocupados, sino seguramente alguno de ellos ya se hubiera ido de mojado”, mencionó.

La comunidad va aprendiendo, seguramente esta experiencia la pondrá en marcha, ya que es una iniciativa que se comparte en otras comunidades de la región. Se demuestra cada día el resultado de una producción sin químicos, esta experiencia se lleva a los mercados locales, por ejemplo al municipio de Juxtlahuaca, donde el mercado es local y muy importante a nivel región.

Muchas personas de San Juan Mixtepec han demostrado que son productivas, que tienen iniciativa porque están logrando proyectos de hortaliza bajo experimentación, evitando la industrialización bajo el comercio de las grandes empresas, ya que lo que se quiere es lograr calidad con lo hay en el pueblo, lo que se está logrando en las cosechas.

Gente productiva

Los habitantes de la comunidad de Mixtepec, son gente productiva, trabajadora que toda la vida ha sido migrante en EU, pero tal parece que hoy ha despertado y está viendo el lado positivo a la producción de la tierra. Ve que está viva, que da buenos resultados cuando la acariciamos, le sembramos semillas, ponemos agua con ternura y en breve crece una flor.

Ante la crisis que nos dejan los robos descarados no debemos buscar pretextos, no hay de otra más que trabajar de manera constante, así como se hacen los que se van al extranjero a los campos agrícolas bajo el sol, ocho horas continuas.

Da gusto cuando las personas ya han olvidado el sueño americano, aquel que no existe en EU, ahora soñar se vale en nuestra tierra y se ha logrado un tanto al tener ya 15 mil plantas de fresa de donde se obtienen 200 kilos de fresas a la semana.

Bernabé Martínez López reconoció que al emprender este proyecto de las fresas orgánicas “nos costó mucho, pero no en cuestión económica si no de mano de obra, el trabajo duro es casi de un mes para poder empezar la siembra de la fresa, porque primero se tiene que hacer compostas o bocashi, y después de ello viene combatir las plagas.

De manera constante han pagado sus capacitaciones, con la que han obtenido práctica ante las diversas problemáticas que se presentan, se trata siempre de cuidar las formas, ya que este es un proyecto en lo general orgánico.

En el mercado de la región Mixteca de Juxtlahuaca ya se cuenta de más o menos 60 productores orgánicos, donde sobresale el municipio de San Juan Mixtepec y Tecomaxtlahuaca, quienes están logrando la organización de “productores orgánicos” labor que fortalece los tianguis orgánicos en Santiago Juxtlahuaca y la ciudad de Tlaxiaco.

Las ventas se logran buscando los espacios, así al emprender este proyecto como tianguis orgánico, haciendo equipo ahora en Juxtlahuaca están logrando que la gente los conozca y han ido aceptando el mercadito con clientes extraordinarios y más productores que se están integrado, incluso en este proyecto ya se cuenta con un cuerpo técnico que le da legalidad a este grupo de productores orgánicos.

Aprovechan los derivados

Se está haciendo el trabajo de transformación, fresas en mermeladas, ya que está claro que la niñez de hoy les gusta el dulce, incluso gente grande degustan, además de los cristalizados.

Hasta ahora se ha logrado éxito, la venta de fresa en Juxtlahuaca es sumamente importante porque el kilo llega a estar en 80 o 90 pesos en el tiempo que no hay, pero como en este año la gente empezó a trabajar un poco más, ya sea fresa convencional y lo orgánico el precio se ha mantenido en 60 a 70 pesos por kilo.

Dijo que la idea es intensificar la producción de manera orgánica, por ello el campo de siembra se está ampliando.

Compartir.

Los comentarios están cerrados.