miércoles, septiembre 20

Ya son legiones los priistas enlodados por la corrupción

Se trata de decenas de personajes que han tenido cargos importantes en la administración pública y que son o han sido investigados por actos de corrupción, complicidad con la mafia, desvío de recursos, lavado de dinero, enriquecimiento ilícito. Algunos han sido capturados y juzgados, incluso encarcelados. Otros se encuentran prófugos. Pero todos tienen una cosa en común: son o fueron priistas. La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, a cargo de Fernando Elías Calles, se encuentra rebasada ante la abrumadora acumulación de casos de corrupción

Y el descrédito causado por estos casos ha tenido un impacto negativo en el PRI, pues en las elecciones de 2016 perdió siete de 12 gubernaturas.

Pero el asunto no acaba ahí: escala hasta el presidente Enrique Peña Nieto, con el tema de la Casa Blanca, y el líder del PRI, Enrique Ochoa Reza, cuestionado por negocios de transporte, posesión de obras de arte y una riqueza de millones de dólares que, asegura, es producto de sus años de trabajo como funcionario.

En 2012, cuando era candidato a la Presidencia, Enrique Peña Nieto aseguró que había una nueva generación de políticos que eran el futuro del partido. “Pongo nombres. Los gobernadores de la gran mayoría de las entidades son jóvenes actores de la nueva generación política: el gobernador de Quintana Roo, Beto Borge; el gobernador de Veracruz, Javier Duarte; César Duarte, gobernador de Chihuahua.; el gobernador de Campeche (Fernando Ortega Bernés). Todos son parte de una generación nueva, que han sido parte de la renovación del partido”, dijo en entrevista con Televisa.

Un lustro después, tres de esos personajes tienen abiertas averiguaciones en la Procuraduría General de la República (PGR) por presunto desvío de recursos y presumibles vínculos con la delincuencia organizada. Los tres están prófugos.

Proceso

Compartir.

Los comentarios están cerrados.